Está comprobado que el vino puede incidir en nuestro estado de ánimo de diferente manera en función de sus características. Un cómplice emocional en múltiples situaciones de la vida.
Por ello, nace SOLUCION BY LULÚ, una colección de vinos que no son una simple bebida sino un aliado.

 PORQUE TODO VENENO TIENE SU ANTÍDOTO Y SOLUCIÓN:
TAMBIÉN EL MIEDO, EL TIEMPO Y EL AMOR.

Ahora con LULU no se tratará de elegir buenos vinos para momentos excepcionales. SOLUCIÓN acercará a la mujer a un beber poético, instintivo, sanador y positivo, el mejor regalo.

Ante una tempestad ahora no saldremos corriendo, aprenderemos a bailar bajo la lluvia con una copa de vino en la mano y buenos amigos con los que brindar. SOLUCIÓN hará de nuestros “problemas” un momento especial, reparador e incluso divertido con la compañía de un vino.

«Porque brindar por nuestros venenos es realmente la solución»

 

PREMIUM ROSÉ WINE

Si tu veneno es el MIEDO, este es el antídoto perfecto.

Mezclado con propiedades euforizantes para tu autoestima e indicado para las puestas de sol, baños de burbujas, escapadas en solitario y noches eternas en las que nuestro antídoto se encargará de despertar tu amor propio.

Libérate de prejuicios y abre tu mente y corazón, el miedo sólo paraliza.

 

 

PREMIUM RED WINE

Si tu veneno es el AMOR, este es el antídoto perfecto.

Mezclado con propiedades anti-melancolía para tu corazón e indicado para cenas, exposiciones, días cálidos y noches frescas en las que nuestro antídoto será la SOLUCIÓN y se encargaráde fulminar cualquier mal de amores o dolor latente en tu corazón.

Sublima inmediatamente tu belleza interior y toma otro sorbo.

 

 

PREMIUM WHITE WINE

Si tu veneno es el TIEMPO, este es el antídoto perfecto.

Mezclado con poderosas propiedades “come-años” e indicado para un brunch relajado, tardes de sol, risas largas y buenas historias para recordar. Porque nos envejece más la cobardía que el tiempo y los años sólo arrugan la piel, con nuestro antídoto te eliminaremos el miedo que arruga el alma.

Paraliza tu reloj con la segunda copa y cierra la puerta (al estrés)

 

Compartir:
FacebookTwitterWhatsAppPinterestEmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *