Podría tratarse perfectamente de un anuncio de bombones navideño, pero NO. Este post va dedicado a una de las prendas que más ha revolucionado El Armario de Lulú esta temporada: el vestido Merci.
Hecho en terciopelo y jacquar con lúrex haciendo cenefas en tonos flúor (fucsia y azul eléctrico) al tiempo que se combina con piel en tono negro con elegantes botones, es la apuesta perfecta para un plan de chicas de los de no parar de bailar.
El patrón, como podéis ver, es muy «Lulú»: cortado a la cintura y con la falda sutilmente fruncida. Desde que llegó ha arrasado, convirtiéndose en nuestra estrella desde el principio.
Este modlo en concreto es mi favorito de toda la colección porque, además de la combinación de colores que me fascina, el corte es muy muy favorecedor. ¿Lo mejor? Que rompemos con el rollo ingenuo del patrón con los botones envejecidos con escudos y las piezas de piel negra. ¿Qué os parece?


  


Compartir:
FacebookTwitterWhatsAppPinterestEmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *